Siempre decimos que el secreto del éxito del año escolar está en las familias irlandesas que acogen a nuestros estudiantes. Un internado es una institución de gran calidad, pero el apoyo que tiene un estudiante con su familia de acogida no se asemeja a ninguna otra experiencia.

El estudiante va a pasar muchos meses con su familia de acogida por lo que es nuestra labor escoger a estas con sumo cuidado y de gestionarlas durante todo el curso escolar. Siempre contamos con familias con las que hemos trabajado en años anteriores o familias nuevas, en el momento que una da un problema no volvemos a trabajar más con ella. Primero necesitamos conocer un poco al estudiante y saber un poco como es su personalidad, por eso es muy importante recibir el cuestionario y responder a estas preguntas:

  • ¿Cómo definirías a tu hijo o hija?
  • ¿Cuáles son sus aficiones, qué le gusta hacer en su tiempo libre?
  • ¿Qué tal se desenvuelve con el inglés?
  • ¿Hay alguna comida que le guste o disguste de manera específica?

Cuanto más información se nos otorgue más eficaz podrá ser dar con la familia que mejor se adapte al estudiante.

Hay que tener en cuenta que la familia no se adjudica hasta que no se tiene plaza en un colegio fijo, ya que tenemos que prestar atención a las distancias. El tiempo máximo que se tarda desde la familia al colegio en transporte público es de 45-50 minutos, aunque la gran mayoría están a media hora. Sin embargo, siempre vamos a prestar más atención a la compatibilidad de la familia que a la distancia. Es decir, si estamos entre una familia que está más cerca pero no es del todo compatible con el estudiante y otra que está más lejos pero sí que lo es, nos inclinaremos por esta última.

Si por el contrario, el estudiante es diabético, celíaco o de primaria, buscaremos primero a la familia y luego el colegio. Son requerimientos muy especiales, por lo que muchas familias no podrán hacerse cargo de estos estudiantes. De esta manera, buscamos una casa donde sepan adecuarse a estos requerimientos, ya sea porque han tenido este tipo de estudiantes anteriormente o porque algún miembro de la familia cuenta con estas características.

También destacar que nuestras coordinadoras en Irlanda estarán siempre en contacto con el estudiante y con la familia. Es decir, que si el estudiante desea comentarle algo sobre el alojamiento siempre podrá hablarlo con ellas. Contamos con muchas familias en Irlanda y trabajamos sin intermediarios, por lo que si surge cualquier problema, el estudiante podrá ser cambiado casi de forma inmediata.

Si tienes alguna pregunta sobre cómo funciona nuestra gestión de familias nativas no dudes en llamarnos 91 548 91 92.


DEJA TU COMENTARIO

Galería de fotos