Como hemos comentado en entradas anteriores, contamos con una gran número de colegios en Irlanda, con una gran mayoría de ellos en Dublín. Para que os hagáis una idea, solo en la capital contamos con aproximadamente 70 centros repartidos en distintas áreas. Estamos hablando de una ciudad muy extensa, por lo que las distancias entre el alojamiento y el colegio serán largas, incluso si los estudiantes se encuentren en la misma zona que el centro, por lo que hay que tener en cuenta que lo más seguro es que el estudiante se tenga que desplazar en transporte público. Nuestras familias de por sí se encuentran a las afueras, ya que viven en barrios residenciales, aunque siempre cuentan con suficientes alternativas de transporte público para que el estudiante se pueda mover cómodamente.

Aquí es donde entra en juego la labor de nuestras coordinadoras en Irlanda. Nuestras compañeras no solo están para dar apoyo a los estudiantes allí, sino que también se encargan nuestras familias irlandesas. Ellas no solo gestionan y están en contacto con las que ya venimos trabajando desde hace años sino que también buscan otras nuevas para poder ampliar más nuestra cartera de host families. Además de tener en cuenta la zona en la que se encuentran las familias también analizarán otros detalles que les puede posicionar o no la hora de acoger a alguno de nuestros estudiantes de año escolar: tipo de vivienda, núcleo familiar, número de hijos y edades de estos, posibilidad de ofrecer dietas para celíacos o diabéticos, existencia de mascotas en el hogar…

Ahora que todos nuestros estudiantes se encuentran de vuelta a casa, nuestras coordinadoras están centradas en la búsqueda de nuevas familias. En esta ocasión, nuestras compañeras se han desplazado a la zona de Sandyford, un barrio al sur de Dublín situado entre Dundrum y Cabinteely. En este área buscamos sobre todo a host families que puedan acoger a los estudiantes que vayan a realizar el curso escolar en St. Tiernan´s Community School, un colegio público, religioso y mixto. Aquí tendrán una primera toma de contacto con las host families y analizarán los distintos aspectos que les hará aptos para tener a un estudiante con ellos los 9 meses del curso escolar, ya que siempre intentamos que la estancia del alumno en Irlanda sea lo más parecida a la que tendría en España y de que la adaptación al hogar se produzca de la manera más rápida y fácil posible.

El porcentaje de éxito que tenemos de la relación entre estudiante y familia nativa es muy alto, por lo que los problemas que suceden entre ambos lados son muy escasos. En el supuesto de que suceda cualquier imprevisto o problema, nuestras compañeras serán capaces de solucionarlo de inmediato o de cambiar al estudiante de familia en el mismo día; esto se debe a que contamos con nuestras propias host families y no tenemos que contar con un intermediario, por eso la capacidad de reacción y acción es mucho más rápida.

Si tienes alguna duda o te interesaría estudiar un curso escolar en Irlanda llama a nuestras oficinas y te informamos sin compromiso 91 548 91 92


DEJA TU COMENTARIO

Galería de fotos